sábado, 1 de octubre de 2016

Inspirándome con un elemento #4

¡Qué calor!

En serio,¿no estamos en otoño? Porque yo no hago más que morirme de calor. De hecho hoy ni siquiera me he tapado para dormir. ¿Qué es esto? ¿Y el frío? Me han mentido. Me habían prometido frío y de eso nada. Estoy indignada. En fin...

¡Hoy toca inspirarse con una canción!

La verdad es que ya la conocía,ya que me encanta la música de todo tipo y esta no iba a ser menos. Creo que me he inspirado casi al momento,porque este tipo de canciones dan para eso. Espero que os guste. Aquí tenéis el enlace de hoy: Inspirándome con un elemento #4


La presentación


Estaba histérica. Se había cambiado el peinado varias veces,se había probado mil vestidos... Pero nada la convencía. Esa noche iba a ser presentada en sociedad. Algo antiguo a su modo de ver. Y aunque en el fondo a sus dieciséis años,le parecía una chorrada,sabía que ahí,estarían los chicos con los que se codearía el resto de su vida. En esa presentación,podría estar el hombre con el que se acabase casando. Para sus amigos de clase,era muy fácil llamarla pija,pero nadie sabía realmente como era su vida. Amara,era la hija del presidente de una compañía petrolífera. Se esperaba que ella fuese refinada,inteligente,que supiese manejarse bien en situaciones de altas esferas... Y ella lo odiaba. O al menos,eso pensaba. Hasta ese momento,no se había dado cuenta de que su padre,durante toda su vida,le había marcado un reto. El reto de convertirse en una mujer de provecho.

Jamás le había dado todos los caprichos. Nunca se había conformado con malas notas,ni pensaba que su hija era más especial que el resto. Era especial,porque era su hija,pero no iba a darle más de lo que se ganase. Le había inculcado buenos valores. Ni siquiera le había pagado un buen colegio. La había enviado a uno público,la había hecho estudiar protocolo sin profesores,solo ella y un libro. Su padre quería que ella fuese una mujer hecha y derecha,no una a la que se lo dan todo hecho o lo compra todo con dinero. Por eso estaba nerviosa,porque para su padre esa noche,era muy importante. Se había pasado toda la noche practicando la bajada de las escaleras hacia el gran salón. Había practicado con libros en la cabeza para mantener la postura y ahora tenía unos bonitos moratones en las rodillas,que por suerte con cualquier vestido que llevase,no se verían.

Se levantó del tocador y dio un fuerte golpe en la mesa. Su padre no había confiado en ella para que ahora estuviese muerta de miedo por unos cuantos chicos sin pelos en los sobacos. Iba a bajar esas escaleras con un vestido precioso e iba a hacer que su padre se sintiese orgulloso de ella. Tal vez cuando no estaba en aquellas fiestas,fuese muy bruta,pero iba a demostrar que ella era mejor que todas esas finolis que no hacían más que hablar de bolsos de Prada.

Cogió el vestido que inicialmente era el que debía ponerse,se puso unos tacones a juego y las joyas de su madre. Estaba perfecta para su entrada. Se soltó el pelo para que al menos en esa imagen,no desapareciese ella. Y al menos hubiese un rasgo característico suyo. Cogió aire y la música comenzó a sonar,bajó las escaleras. Su padre la esperaba y le agarró el brazo sonriendo. Lo había conseguido. Todas las miradas iban hacia ella y su padre estaba con el pecho hinchado. Estaba orgulloso. Y a ella solo le habían costado seis horas y varios ataques de histeria,darse cuenta de que esa noche no solo era de ella,también era de su padre.


12 comentarios:

  1. Oh, jolines, casi lloro con el final del relato. Tienes un don, de verdad que sí, así que gracias por compartirlo con nosotros. ¡Y gracias por participar en mi iniciativa! Un relato precioso ;D

    Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No hay de qué! Gracias a ti por crearla :) Un placer hacerla.
      Tu comentario me ha animado muchísimo,que lo sepas.

      Un besazo!

      Eliminar
  2. Pues a mi me ha gustado mucho, ha sido muy bonito <3 Siempre que dices que no te gusta, te terminan saliendo cosas bonitas xD
    TQ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si,supongo que si... Me gusta quejarme. Aunque realmente pensaba que no me había quedado muy bien,pero visto lo visto,estoy contenta.

      Eliminar
  3. Buahhhh.... me ha encantado :) que bonito de verdad... me ha gustado mucho mi visita por aquí Muuuá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro! Y bienvenida a mi blog :) Nos leemos.

      Un saludo,

      Eliminar
  4. Me gusta ^^, y si... parece mentira que estemos en otoño y siga haciendo calor jejeje. Muchas gracias por pasarte por mim blog, me quedo yo también por aquí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Pues nos leemos :)

      Un saludo!

      Eliminar
  5. ¡Qué tierno! Me ha encantado esa actitud de autosuperación. Muy lindo <3

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Ese detalle de melena al viento no tiene precio :)
    Un besazo, a ver si viene el fresco de verdad. Aquí sí ha refrescado bastante (vivimos en la sierra) pero a pleno día también sigue calentando el sol.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tampoco podía darle todo el gusto a su padre. No quería perder su esencia :)
      Pues que suerte,aquí ni lluvia,ni frío,ni nada... Un asquito,la verdad.

      Un beso!

      Eliminar