lunes, 30 de enero de 2017

Mi reto con canciones #10

¡Comenzamos la semana!

¿Cómo habéis pasado el finde? Hoy termino al fin mi propio reto de canciones. Así que mañana tocará empezar algo nuevo. Ya veremos. Tal vez adelante el reto de esta semana para vosotros y lo empiece yo... Que tengo que ir haciendo cosas o me quedo atrás. Y tengo muchas pendientes. 😛

Bien, como no tengo mucho tiempo para escribir hoy, vamos a ver que sale con este reto. Para saber en que consiste, aquí os dejo el link: ¡TE RETO CON CANCIONES! #10


Llueve


"La lluvia golpea mi ventana, tú no estás. Te echo tanto de menos... Cada vez que escucho un golpe, creo que eres tú. Llamándome para escaparme contigo y pasar la noche bajo la lluvia o viendo las estrellas sobre el capó de tu coche.

Sé que era egoísta pedirte que te quedaras. Sin embargo, ahora me arrepiento de no haberlo hecho. Nuestros besos nunca fueron solo besos, eran algo más. Debí decirte lo que sentía por ti. Fui una cobarde. Ahora sé que no vas a volver, porque los kilómetros que nos separan, son demasiados. Y esto no funcionaría. Espero que allí donde estás, encuentres a una persona que te haga feliz.

Te quiero, Janine."

Pulsó la tecla de enviar y dejó el portátil sobre la cama. Miró por la ventana y rompió a llorar. Había sido tan tonta que no podía dejar de recriminarse a si misma, no haber ido al aeropuerto para pararle.

- ¡Cobarde! - Se gritó a si misma enfadada y lanzó un cojín contra el espejo al verse en semejante estado.

De pronto, el portátil hizo un sonido que ella reconoció al instante. Le había respondido. ¿Debía abrirlo? Se tiró en la cama y con un solo click, empezó a leer.

"Yo también esperaba que no fueses una cobarde, pero me dejaste marchar. ¿Porqué? ¿Porqué lo hiciste? Hubiese preferido que me dijeses las cosas a la cara, pero no... Siempre tan tú. Por eso mentí. Por eso te dije que me iba para siempre. Anda, abre la puerta que me estoy calando hasta los huesos."

Estaba perpleja. -"¿Cómo?" - Salió corriendo hacia la puerta. Y ahí estaba él, empapado de pies a cabeza. No se había marchado. seguía siendo el vecino molesto que aparecía cada vez que lo necesitaba. Pero ahora ya no era su vecino. Se lanzó a sus brazos y le besó. Le besó hasta desgastarle los labios. Hasta dejarlo seco. La había engañado, como solía hacer para salirse con la suya. Pero esta vez, al fin habían llegado a un punto donde ya no había retorno...


FIN

16 comentarios:

  1. Buen relato romántico, Mia. El orgullo o la cobardía son en ocasiones los mayores obstáculos para el amor. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso quería reflejarlo en una historia. ^_^

      Un beso!

      Eliminar
  2. Debo leerme unas buenas entradas tuyas de nuevo, para ver que me he perdido.

    El relato cortito, me hizo preocuparme pero termina muuuy bonito * ^ * )9
    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Erica! :)

      A ver si te pasas por más entradas jejeje

      Un saludo guapa!

      Eliminar
  3. ¡Oh, qué bonito! Si al final voy a tener que reconocerte que algo de romántica si tengo...jajaja
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves? Si es que al final... Todas caemos. jejejeje

      Eliminar
  4. Se ve que la conocía bien, por eso no se fue.
    Bien planteado.

    ResponderEliminar
  5. Eres muy buena para crear escenas de romanticismo. Este te quedo bello.
    Bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Yess! Ahora me paso a visitarte.

      Muaks

      Eliminar
  6. ¡Qué lindo lo que escribiste! Voy a pasar a leer tus entradas anteriores ~. ¡Ah! Te sigo por GFC (soy la de la foto del gatito) :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!!
    que lindo el textoooo se ve que estaba muy dolida por no expresarse apropiadamente al tipo que amaba :c me ha dado un poco de pena u.u

    Ten bonito día espero puedas pasar a visitarme un abrazo!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay historias que vale la pena hacer que den pena jejejeje

      Eliminar