sábado, 8 de abril de 2017

Trabajo Cap.5 (FINAL)

¿Qué tal el sábado? 


Yo con mucho lío. Una amiga acaba de parir y he ido a verla. Así que obviamente, he pasado una mañanita movida, porque luego he aprovechado para hacer unas compras para la casa. Ya que hacemos reformas, habrá que comprar cosas nuevas y tirar lo que ya parece del año de la pera, ¿no?


Debo confesar algo, hemos comprado unos sillones con los que soñaba hace tiempo. Sillones Chesterfield. Los hemos encontrado en una tienda de Londres al 50%, así que ya os podéis imaginar mi sorpresa cuando los vi rebajados. ¡YUJUUU! ¿Qué os parecen? 


Ahora voy a escribir un poco de historia y luego me tiraré a hacer gorritos. ¡Hay que practicar! Jejeje

Os digo desde ya, que es posible que esta historia tenga continuación más adelante. Por tanto, aunque el final quede abierto o cerrado, es posible que vuelva a escribir con estos personajes. ^_^ Espero que os guste este capítulo. 


TRABAJO


Capítulo 5 


Se habían quedado solos. Desnudos, haciendo el kamasutra bajo un manto de estrellas. Había anochecido sin que se hubiesen dado cuenta. Cuando decidieron que ya era hora de volver a la casa de la manada, todo volvió a la normalidad. ¿Hasta cuando iba a durar ese tira y afloja entre ellos? 

Recogieron la ropa y se vistieron sin decir nada, pero al llegar a la casa, algo iba a pasar. Algo definitivo. 

- ¿Qué está pasando aquí? - Tania miró a todos los de la manada, sentados en los grandes sofás que decoraban el salón. Todos vivían juntos en esa casa. Sin embargo, había un olor extraño. Un olor que tanto Tania como Pedro reconocían al instante. - ¿P-Papá? - Intentó que no le temblase la voz, pero había sido inevitable.

Su padre era la ley absoluta. Siempre que un alfa sobreviviese y pasase el liderazgo a su descendiente o sucesor, daba igual que no fuese el alfa. Su palabra, era la última, la absoluta, la que debían cumplir si o si. 

- Hija, al fin has vuelto a casa. ¿Qué pensabas? ¿Irte sin saludar? - La miró duramente. 

- No, papá... Yo solo... 

- Hueles a sexo. -Dijo tajante. - Supongo que eso ya define vuestra relación. 

- ¿Relación? No tenemos ninguna relación. Solo... 

- ¿Solo qué? ¿Qué pasa? ¿Sigues con tus juegos de niña pequeña? 

- Si. -Respondió Pedro por ella. - Jamás va a admitir que me quiere. Antes muerta que reconocerlo. - Se encendió un cigarro y la miró con una sonrisa torcida que la dejó con la boca abierta. Solo se atrevía a hablarle así cuando su padre estaba delante, porque si no, sabía que podía darle una paliza.

- Ya veo... -El padre la miró y se levantó del sillón.- Pues vas a tener que tomar una decisión, Tania. Una decisión irrevocable. O eliges a Pedro o él se casará con tu prima. 

- ¿¡Qué!? -Miró a su prima que miraba a Pedro como loca de deseo y se le calentó la sangre. - ¡No puede casarse con ella! 

- Un momento, tú no decides por mi. -Dijo Pedro. Yo tengo que casarme ya. Y tú solo me puteas. SI no me quieres, me lo dices, pero deja de volverme loco. -Dijo serio. - Se acabaron los juegos, Tania. 

- Está bien... Te elijo. -Dijo cabreada.- Pero no te casarás con esa guarra. -Zanjó el tema. Y Pedro sonrió. 

Al final, su plan había salido bien. Habían conseguido que Tania explotase. 



FIN





12 comentarios:

  1. Espero que lo pases genial viendo a tu amiga.
    Los sillones son muy chulos!
    A ver con qué otra historia nos sorprendes la próxima vez :D
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! A ver si cuando todo esté acabado, puedo hacer fotos bonitas y enseñar el tute que hemos tenido jajaja

      Un besooo

      Eliminar
  2. Felicidades a tu amiga. Me encantan esos sillones, yo también sueño con tener unos así, aunque en color claro. Algún día será. Y espero ver cómo sigue más adelante la historia de Pedro y Tania, ojalá se decidan a tener una buena vida juntos, sospecho que no será fácil.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esos sillones... Tan majestuosos, son tan... arggggg.

      Veremos que se me ocurre para las historias futuras jejeje

      Un besooo

      Eliminar
  3. No sé si me gusta que una mujer tan temperamental, lo que tiene su ventaja, haya caído en esa trampa.
    Pero que bien que dejaron de esos conflictos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hubiese caído en esa trampa, habría sido demasiado fría en todo momento. Y si no cayese nunca en las trampas, ¿dónde quedaría la historia?

      Eliminar
  4. Hola guapa! Me alegro de que tengas el sillón que te gusta, y felicidades a tu amiga por su maternidad :)
    La historia te ha quedado bien! El padre muy directoooo 😱😱 jajaja
    Un besote! A practicar con esos gorritos 😊😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias guapa! ¡Seguiré practicando y subiendo fotos! jojojo

      Eliminar
  5. De la historia solo he leído el final y ya me ha caído mal la prima :P
    Los sillones son preciosos, muy elegantes!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues léela! Igual te gusta ^_^

      Gracias guapa

      Eliminar
  6. ¡Oh que final! ¿Habrá más o no? Ya quiero saberlo :D

    ResponderEliminar