martes, 29 de noviembre de 2016

El sol CAP.8

¡Buenassss! ^_^

¿Qué tal? ¿Cómo estáis? Yo aquí, tan temprano despierta. T_T Mis perros se han puesto a ladrar como condenados, y aun sigo sin saber porque. Llevo desde las cinco de la mañana despierta, que cruz... Hoy el día seguramente sea tranquilo. Escribo ahora, porque luego voy a preparar cositas del bebé, maletitas y eso. Si me da el punto, claro. Porque como me ponga en modo vaga o a mi chico le de por salir, ya la hemos liado. Aunque siendo sinceros, yo soy la primera que quiere salir a caminar por ahí, aunque siempre acabamos comiendo por ahí si salimos o gastando money. Si es que somos un desastre. El hambre se juntó con las ganas de comer. JEJEJE

En fin, hoy no me voy a enredar mucho, porque al ser tan pronto, no he hecho nada interesante. Así que hoy me tomaré un poco más de tiempo con la ronda de blogs. ^_^ Os dejo con el nuevo capi de la historia y con los enlaces anteriores.

El sol CAP.1
El sol CAP.2
El sol CAP.3
El sol CAP.4
El sol CAP.5
El sol CAP.6
El sol CAP.7


Capítulo 8


El entrenamiento como vampira consistía en varias cosas, lo primero: Ser tan o mas veloz que la luz. Ella sabia que yo usaría esas estrategias,pero no tenia mas opciones. 

Con mucho esfuerzo, mi padre y Eric, consiguieron que fuera tan rápida como Eric. Como decía mi padre en algunos momentos, la práctica hace al maestro. Mis reflejos aumentaban con los ejercicios y notaba también que la sed iba creciendo dentro de mi. El círculo casi estaba completo. Jamás habría usado mis poderes de vampira si no hubiese sido necesario, pero me sentía mucho mas fuerte, más viva. De vez en cuando, mi parte humana hacia de las suyas y florecían sentimientos, me echaba a llorar en cualquier momento que estuviese de bajón… No todo podía cambiar. 

Cuando mi entrenamiento físico como vampiro terminó, mis reflejos, mi fuerza, mi talento natural de caza, florecieron al máximo. Había llegado a mi máximo y no se me daba nada mal. O al menos eso me decían mi padre y Eric. 

Cuando llegó el momento de comenzar con los hechizos, me costó mucho. Había que practicar una y otra vez hasta perfeccionar cada hechizo. El primero que quise aprender a solas fue el que le daría a Camil la muerte. Ese era importante, muy importante. Acordarme de todos los pasos a seguir, manejarlo como si fuese parte de mi. La verdad es que estaba muerta de miedo, pero sabía que si no acababa con ella, los vampiros y el mundo que conocía, acabarían destruidos por un mal que jamás se habría visto en la faz de la tierra. 

Eric me apoyaba mucho y me llevaba de caza con él. Había tenido que aprender a aceptar quien era y que me convenía si quería estar fuerte. La sangre humana era mi punto débil. Si no la bebía, lo más probable es que me matase. Muchas noches lloraba, pues no me gustaba matar humanos. Ellos no tenían la culpa de quien era yo, pero la sangre del banco no siempre se podía comprar.

Me faltaba muy poco para terminar el libro de hechizos, casi los tenía todos dominados, pero era muy duro. Cuando estábamos en casa de Eric ,me dijo que me merecía un descanso y quiso sacarme a bailar. Hacia tanto que no me divertía… Que acepté. Aunque no podía sacarme de la cabeza todo lo que me quedaba por aprender. Solo tenia unos vaqueros viejos y un top negro que no me favorecía mucho, pero algo era algo. 

-¿Mary? ¿No irás a ponerte eso ,verdad?-Dijo Eric.

-Pues… La verdad es que sí. Como ya te dije, tengo poca ropa y de salir no tengo nada. 

-Bien, ¿porqué no te pones esto? -Dijo extendiéndome una bolsa. 

-¿Qué es? 

-Algo bonito ,para una dama.

Abrí la bolsa y vi el vestido mas bonito que había visto nunca: rojo sangre. Sabía porque había elegido ese color, pero me daba igual. Era precioso. Los zapatos tenían brillo y eran muy altos, algo a lo que yo no estaba nada acostumbrada. 

-¡Eric! ¡Me encanta! -Dije abalanzándome sobre él. Sus besos eran dulces, increíbles. 

-¡Vístete! -Dijo apartándome de él.- A este paso, no te dejaré salir de esta habitación ,¿no querrás eso, verdad?-Dijo sonriendo.

- …La verdad es que sí. No me importaría.

-A mi tampoco, pero tengo que ver ese precioso vestido sobre tu maravilloso cuerpo. Así luego podré arrancártelo. 

-Me gusta eso.-Aunque estaba como loca por tirarlo a la cama, sabía que necesitaba aire, un poco de diversión. Llevaba machacándome semanas y lo necesitaba. 

Fuimos a una discoteca, pequeña ,pero agradable. Escuchamos música y nos divertimos bailando un rato ,pero yo necesitaba mas. Ya sentía que me había divertido bastante, al salir, algo que no me esperaba. Vi una esbelta figura, tapada con una capa negra. Sabía quien era… Camil. Acababa de empezar la cuenta atrás...


CONTINUARÁ...





14 comentarios:

  1. Ay, niña. Yo he pasado una mala noche que "pa'qué". Tenía que dar una mala noticia a una compañera de trabajo y son temas que los llevo fatal. Por más que intento mentalizarme y ser consciente de que noes mi responsabilidad... me termina calando.
    En fin...espero que pases un día fantástico y si tercia salir, ¡aprovecha! Hay que vivir el momento :)
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Mala noche? Joder... Pobre. ¿Te ha tocado despedir? T_T

      ¡Al final salimos! Lee el post y verás, aunque creo que ya lo has visto por FB :)

      Muak!

      Eliminar
  2. ¡Pues buenos días primero preciosa! Ya por fin me he puesto al día con tu historia.

    Jaja Me hace gracia, porque si un chico a mí me hablase así yo sacaría los dientes. No me gusta el control.

    Y madre mía... ya ha visto a Camil... uf xD

    ¡Un beso!

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno ,es una historia y si todas fuesen iguales, serían mortalmente aburridas. Hay que darle alegría al cuerpo y que las historias te hagan tener sentimientos encontrados.

      Un besoo

      Eliminar
  3. Oh, se está poniendo interesante. Bueno más de lo que ya está. <3
    tq

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaj ya te tocará a ti hacer una historia así muajajajaj

      Eliminar
  4. Ouch! que bajón cuando los perros ladran, cuando los míos empiezan no los paras con anda!.
    Espero que estés bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cuando les pega por ladrar... Apaga y vámonos... T_T Pero bueno, paciencia.

      un beso ,Tana

      Eliminar
  5. ¡Oh! Interesante, a ver cómo viene el encuentro entre las dos.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Lo interesante es que estos personajes no son bueno o malos. Son una mezcla de ambos. Después de todo, son vampiros. Y la protagonista lo está empezando a aceptar.
    Eso está bien planteado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que cambiar las historias para que no sean iguales.
      :)
      un saludo

      Eliminar
  7. Hay dia que son muy peresozos, hechos para descansar. Me ha pasado, y hay que sacarles provecho.

    La practica hace la perfeccion, eso es, y Mary esta siguiendo los pasos.
    Me gusto esa intervencion de Eric, bonito detalle el del vestido, ademas hermoso como lo pintas. Nos dejas en suspenso al encontrase con Camil en la discoteca. !Que ascuas! me inquieta saber la continuacion.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes :) Sigue leyendo jejejej

      U nbesooo

      Eliminar