sábado, 4 de marzo de 2017

52 retos de escritura: Día 22

¿Qué tal?

Yo hoy no he parado. Entre compras, cosas en casa y el niño, no paro quieta. 😛  Me he comprado unos sprays de L'oreal que son chulísimos. Uno lila, uno azul y uno gris. Tengo unas ganas locas de probarlos. Más que nada porque a veces necesito hacerme mis propios mimitos. Y ya sabéis que con estas cosas me vuelvo loca. He probado uno en las puntas, pero como se va con el lavado, pues ya no lo tengo. Pero en cuanto pueda ponérmelo por todo, me haré fotos para que veáis lo chulos que son.

Vamos al lío.

22. Escribe una historia de terror, cuyo contexto se enmarque en un manicomio.


CERRADO

Entraron en el manicomio. Hacía años que estaba cerrado, pero iban a volver a abrirlo a pesar de lo que se decía. Se comentaba que se escuchaban voces, las cosas se movían solas, pero ellos querían entrar. Querían verlo antes de que lo reformaran. Comprobar que las historias eran ciertas.

- Lauren, esto no me gusta... ¿Porqué hemos tenido que venir de noche? ¿Acaso los fantasmas no salen de día?

- No creo que sean fantasmas, Kyle. Creo que son espíritus malvados. ¿Acaso no conoces bien la historia de este sitio? - Dijo entrando con la linterna y la cámara. - Se dice que torturaban a la gente. Y muchos desaparecían sin más. Jamás volvieron a encontrarlos.

- No me gusta esto... -Murmuró nervioso. No deberíamos estar aquí.

- No me digas que tienes miedo... - Rió y entró.

- Pues si, no te lo tomes a risa. Esto es serio. - Se tocó la cruz que llevaba al cuello y entró tras ella.

Todo estaba oscuro, había camillas en medio de los pasillos, pero lo que más le chocó a Kyle fue que vio lo que siempre salía en las películas de miedo. Y eso lo había acojonado aun más: Una silla solitaria al final del pasillo. Una silla de ruedas. Le daba repelús y miró a Lauren nervioso. Estaba deseando salir corriendo, pero su novia parecía encantada.

- ¡Mira Kyle! ¡Hay un montón de archivos! - Gritó emocionada. - Me extraña que la policía o los que lo abandonaron no se lo llevasen. ¿A ti no?

De pronto se escuchó un ruido y Kyle brincó.

- Lauren, vámonos de aquí. - Miró la silla de ruedas y vio que no estaba en el mismo sitio. Sin embargo, estaba quieta.

- Serán ratas, Kyle. No seas miedica. Esto es muy interesante. Creo que somos los primeros en entrar aquí. Si no, no estaría esto. ¿No crees?

- ¿No se te ha ocurrido que tal vez no hayan conseguido salir? -Dijo nervioso. - Yo me voy. Tú haz lo que quieras.

Salió de detrás de mostrador en el que estaban mirando los archivos y de pronto la silla pasó por delante de sus narices. Como si alguien la hubiese empujado. Sin embargo, ahí no había nadie...

- ¿Quién hay ahí? No tiene gracia. -Dijo Lauren molesta. -Desde luego, odio a la gente que tiene la gracia en el culo.

- Lauren.. -Kyle de pronto se quedó petrificado.

Ella gritó y vio el cuerpo de Kyle echando sangre por los ojos y una mano atravesándole el pecho. Una mano que no parecía humana.

Intentó correr, pero fue inútil. Estaba paralizada. Los papeles que tenía en la mano se le cayeron de la impresión. Y casi sin darse cuenta, la mano la atravesó también a ella. Lo último que vio, fue la cara de su asesino. Algo de otro mundo...



FIN


Me encanta el terror, aunque eso ya lo sabéis. Pero las historias de manicomio son tan típicas, que no sé si me habrá quedado muy bien. Espero que al menos disfrutéis la lectura.


¡Un besoooo!

10 comentarios:

  1. Se dice que los escepticos mueren en las películas de terror En este caso, también el que notó el peligro.
    Me gusta el terror, quiero más relatos de este tipo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, todos muertos. Con lo que me gusta a mi cargarme a los protagonistas... Lo raro es cuando no lo hago ;P

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Me encantan los relatos de terror y suspense, Mia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Sí que te ha quedado bien, a mi es un género que me encanta.
    Espero con ansias ese post de "pelos"!
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! Yo pensaba que iba a ser un poco flojo, pero si te ha gustado, genial. ^_^

      Muaksss

      Eliminar
  4. Te ha quedado perfecta! Da igual que la ambientación sea típica, se puede escribir bien sobre lo que sea, y a ti te ha quedado genial. Ahora, yo no entro ahí de noche ehhh jajajaj a mí no me convence nadie.
    Un besito! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si la ambientación realmente no era el problema. jejejej es que veo tantas pelis de ese estilo , que ya todo me parece típico.

      Un beso!

      Eliminar
  5. Manicomios, orfanatos, hospitales... todos esos lugares parecen concentrar el dolor y la angustia entre sus paredes, aunque estén abandonados. El texto está bien y tu ritmo de escritura es envidiable. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras,David. ^_^

      Eliminar